Usos de la salvia

Salvia en el jardín

Los diversos usos de la salvia convierten a esta planta en una excelente opción para el jardín. La Salvia officinalis puede utilizarse como hierba aromática en la cocina o como planta curativa, ya que tiene propiedades desinfectantes y febrífugas.

Si quieres plantar salvia, ten en cuenta que este pequeño arbusto puede medir hasta un metro de altura. La salvia dispone de tallos erguidos, hojas elípticas y aromáticas y flores azuladas o blancas, con floración desde finales de primavera hasta mediados de verano.

Para la decoración del jardín, la salvia se utiliza como planta ornamental en borduras perfumadas. También puede emplearse en rocallas y para setos bajos gracias a la belleza de sus hojas y flores.

La salvia puede cultivarse a pleno sol, aunque también soporta la sombra. En las regiones con climas muy fríos, es conveniente plantar en un espacio abrigado y en la posición más soleada posible.

Cultivo de la salvia

El suelo debe ser rústico, arcilloso y con poca presencia de materia orgánica. Es recomendable regar la salvia al menos dos veces a la semana, aunque la planta soporta la sequía sin problemas.

Los usos de la salvia en la cocina están muy extendidos gracias a su sabor característico y su aroma bastante fuerte. Las hojas de salvia se emplea para saborizar quesos y embutidos, preparar té o condimentar carnes. Las flores, por su parte, pueden emplearse en mermeladas y conservas. En cuanto a los usos medicinales, no pueden dejarse de mencionarse las propiedades antisépticas, carminativas, antiespasmódicas y estimulantes de la planta.

En Jardineria.net: Cómo cultivar perejil

Imagen 1 Flickr CC pizzodisevo
Imagen 2 Flickr CC nociveglia