Plantas acuáticas

plantasacuaticas Plantas acuáticas

A la hora de diseñar un jardín, lo primero que viene a la mente son los espacios verdes, el césped y las flores. El suelo y la tierra son dos cuestiones imprescindibles a tener en cuenta para el adecuado crecimiento de las plantas. Sin embargo, también podemos crear un estanque y ambientar nuestro jardín con plantas acuáticas.

Estas plantas, también conocidas como hidrofíticas, hidrofitas o hidrofilaceas, son especies adaptadas al agua o a medios muy húmedos. Hay plantas acuáticas que viven en agua dulce, mientras que otras lo hacen agua salada o en agua estancada.

Para armar el estanque, tendremos que pensar qué tipos de plantas acuáticas querremos lucir. Las más bellas son las que se sumergen sólo parcialmente y cuentan con hojas y flores flotantes.

Es importante saber que, a diferencia de lo que pueda pensarse, los jardines acuáticos no requieren más cuidados que los jardines de tierra. El agua, por supuesto, debe concentrar toda la atención para evitar que las plantas se echen a perder. Necesitaremos un mecanismo de drenaje que funcione a la perfección y un sistema de recirculación que permita la oxigenación del agua.

plantaenestanque Plantas acuáticas

En cuanto al estanque, lo más sencillo es comprar o construir uno artificial. Es decir, conseguir un recipiente que se entierra en el suelo. Los estanques pueden fabricarse con hormigón o lámina de butilo, entre otros materiales.

Los nenúfares, las pistias y las vallisneria están entre las plantas acuáticas más populares. Además de estas especies en sí, hay que pensar en la decoración de los espacios que rodean al estanque, con piedras, troncos y otras plantas.

En Jardineria.net: Ahorrar agua en el jardín

Imagen 1 Flickr CC juandesant
Imagen 2 Flickr CC deedodigital