Huerta a cuadros

Diseño de una huerta

Mel Bartholomew es un nombre conocido en el ámbito de la jardinería desde que, en 1981, publicó un libro con su propuesta para crear una huerta a cuadros. Como su nombre lo indica, este experto propone planear los jardines o huertos en cuadros, lo que ayuda a aprovechar el suelo disponible.

Bartholomew, por lo tanto, ha dedicado sus esfuerzos a optimizar el uso intensivo de los espacios pequeños. Su método consiste en utilizar cajas con fondo y abiertas en su parte superior. Cada caja contiene una cantidad fija de tierra que se divide en cuadrados.

La idea es cultivar una planta diferente en cada cuadrado. En algunos casos, pueden cultivarse varias plantas en un mismo cuadrado, como la albahaca o la menta. En otros, en cambio, una única planta ocupa todo un cuadrado entero.

El jardinero tendrá que contar con acceso a los cuadrados desde el borde, sin pisar la tierra. Las plantas trepadoras o las más altas deben sujetarse con cuerdas y ubicarse de manera tal que no den sombra al resto de los cuadrados.

Planear una huerta

Bartholomew sugiera que la primera huerta a cuadros se realice en un cajón de 120 x 120 centímetros, rodeado por el espacio suficiente para que podamos trabajar desde cada borde. Los cuadros deben medir 30 x 30 centímetros y tienen que estar marcados con cuerdas, estacas u otros elementos que permitan diferenciarlos.

La huerta a cuadros se presenta como un sistema que requiere de menos trabajo que los jardines tradicionales, consume menos agua y puede mantenerse sin pesticidas ni herbicidas. Si quieres comprobarlo, deberás darle una oportunidad a la propuesta de Bartholomew.

En Jardineria.net: Invernadero portátil

Imagen 1 Flickr CC Baugher Webmaster Services
Imagen 2 Flickr CC serenejournal