Geranios en el jardín

Cultivar geranios

Geranium es un género que incluye más de 400 especies de plantas, la mayoría de ellas muy utilizadas en la jardinería gracias a la belleza y el aroma de sus flores. Tener geranios en el jardín, por lo tanto, es una decisión habitual.

Los geranios pueden crecer prácticamente en cualquier tipo de suelo, aunque lo mejor es evitar aquellos con demasiada humedad. Estas plantas suelen preferir la exposición solar directa, pese a que a algunas especies les sienta mejor la sombra.

Si se decide cultivar geranios en el suelo, se recomienda utilizar fertilizantes para un mejor crecimiento. El riego debe concretarse al menos una vez por semana. Los geranios también pueden crecer en macetas, con tierra aireada y un riego frecuente pero sin que el agua se acumule en sus alrededores.

En general, el geranio es una planta fuerte pero, obviamente, también puede sufrir enfermedades o el ataque de plagas. Las afecciones más comunes son causadas por hongos que le generan manchas de distintos colores, como el pié negro, el moho gris o la antracnosis. Entre las plagas, los geranios pueden sufrir ataques de arañas rojas, babosas y pulgones.

Flores de los geranios

Para combatir estas enfermedades, lo correcto es quitar las hojas manchadas. Una buena medida de prevención es no regar sobre las hojas, ya que así reduciremos la posibilidad de que aparezcan hongos.

Si quieres multiplicar tus geranios en el jardín, haz esquejes durante el otoño para obtener nuevos ejemplares, que florecerán más y mejor que los viejos. Así tendrás flores más coloridas y aromas más intensos.

En Jardineria.net: Cuidados y características de las azucenas

Imagen 1 Flickr CC HeXeNeSi
Imagen 2 Flickr CC SantaRosa OLD SKOOL