Actividad física en la jardinería

La jardinería como actividad física

Al trabajar en el jardín, realizamos distintos tipos de actividades. Desde cavar hasta podar, pasando por abonar y plantar, nuestro cuerpo se pone en movimiento cuando cuidamos las plantas y flores. La actividad física en la jardinería, por lo tanto, no debe ser menospreciada ya que puede ayudarnos a estar más saludables.

Un estudio del Colegio de Medicina Deportiva de Estados Unidos (ACSM, según sus siglas en inglés) revela que los esfuerzos realizados en el jardín pueden contribuir a quemar más de 300 calorías por hora. Se trata, sin dudas, de una excelente actividad física para gente de todas las edades.

Ahorrar agua en el jardín

Cómo cuidar el agua en el riego

Mantener un jardín saludable requiere de ciertos esfuerzos y de una buena dosis de agua. Imposible tener un espacio verde atractivo sin el riego adecuado. De todas formas, podemos pensar diversas alternativas para ahorrar agua en el jardín.

Al cuidar el consumo del agua, estaremos beneficiando al medio ambiente y a nuestro bolsillo. Por eso es muy importante no regar más de lo aconsejable, ya que el derroche tiene múltiples consecuencias negativas.