Beneficios de la zarzaparrilla

Cultivar zarzaparrilla

Smilax aspera es el nombre de un arbusto que forma parte de las smilacáceas. Esta planta, conocida popularmente como zarzaparrilla o zarza morisca, cuenta con diversas propiedades medicinales que son muy apreciadas. Los beneficios de la zarzaparrilla nos invitan a cultivar esta especie en nuestro jardín.

Este arbusto que puede medir hasta dos metros presenta tallos delgados, hojas pecioladas y alternas y flores de color amarillento. Sus frutos, que contienen de una a tres semillas, tienen forma esférica, a manera de pequeños globos o balones.

Plantar hipérico

Cultivar hipérico

Plantar hipérico puede ser una buena decisión si quieres contar en tu jardín con una planta medicinal cuyas propiedades son reconocidas desde la época de Hipócrates. El Hypericum perforatum, que también se conoce como hipericón, hierba de San Juan o corazoncillo, pertenece a la familia de las gutíferas o hipericáceas.

Este arbusto, que es originario de Europa, presenta tallos erectos con hojas que aparentan estar perforadas o agujeradas, ya que disponen de glándulas translúcidas que albergan el aceite esencial. Sus flores cuentan con pétalos amarillos que exhiben pequeñas manchas negras en sus bordes.

Agrimonia en el jardín

Plantar agrimonia

Cultiva agrimonia en el jardín si quieres tener a tu disposición una planta medicinal que puede ayudar en el tratamiento de trastornos hepáticos, renales o digestivos. Las infusiones de agrimonia (también conocida como hierba de San Guillermo) se recomiendan para combatir la diarrea y la disentería, por ejemplo.

La Agrimonia eupatoria es una planta herbácea que pertenece a la familia de las rosáceas. Presenta un tallo erguido y velloso, con hojas de color verde oscuro organizadas de tres a seis pares y flores amarillas de cinco pétalos.

Plantas medicinales

Manzanilla

Las plantas medicinales son las especies que contribuyen al tratamiento de alguna enfermedad o afección. Estas plantas permiten preparar distintos tipos de remedios, desde cremas hasta infusiones, pasando por jarabes, cápsulas o comprimidos.

Los seres humanos utilizamos remedios vegetales desde hace miles de años. De hecho, la industria farmacéutica más avanzada se basa en los conocimientos ancestrales para sintetizar y producir fármacos. Sin llegar a tal grado de complejidad, podemos cultivar plantas medicinales en el jardín para nuestro propio uso.