Herramientas de jardinería que debes tener

herramientas-jardin

Para las personas que se dedican a diario a cuidar de las plantas y del césped, hay algunos elementos indispensables que deben tener para desarrollar las tareas en el jardín.

A continuación, te recomendamos las siguientes herramientas:

Jardinería para principiantes

consejos principiantes jardinería

Si deseas comenzar con los cuidados de tu jardín por primera vez, te brindamos en este artículo algunos prácticos tips que te ayudarán a emprender esta tarea.

Los siguientes consejos son de sentido común y resulta necesario tenerlos presentes:

Techo verde

Techo con vegetación

La jardinería puede desarrollarse de formas muy curiosas y novedosas. Una de las maneras más sorprendentes de acercarse a la naturaleza es a través de un techo verde, una tendencia muy antigua que está cobrando un nuevo impulso.

Un techo verde no es otra que cosa que un techo cubierto parcial o totalmente de vegetación. Esto permite que la construcción mejore el hábitat de la zona y pueda ahorrar energía.

Delimitar el espacio con plantas

Las borduras son elementos fundamentales en el jardín, se trata de setos bajos que se utilizan para delimitar zonas específicas, es importante conocer acerca de estas plantas para poder utilizarlas de la manera correcta y poder hacer borduras para separar ambientes con las especies más adecuadas. Estos macizos de plantas generalmente son pensados para poner un límite al césped y crear efectos específicos en el jardín.

Las especies válidas para realizar esta tarea son el boj, la madreselva enana y plantas aromáticas como el romero, lavanda o santolina entre otras. La primera ofrece una gran longevidad, porte bajo y lento crecimiento, es ideal y resulta muy vistosa en zonas donde abunda la piedra y el ladrillo. Por su parte la madreselva enana y las aromáticas ayudan a crear un ambiente llamativo proporcionando decoración y estilo.

Actividad física en la jardinería

La jardinería como actividad física

Al trabajar en el jardín, realizamos distintos tipos de actividades. Desde cavar hasta podar, pasando por abonar y plantar, nuestro cuerpo se pone en movimiento cuando cuidamos las plantas y flores. La actividad física en la jardinería, por lo tanto, no debe ser menospreciada ya que puede ayudarnos a estar más saludables.

Un estudio del Colegio de Medicina Deportiva de Estados Unidos (ACSM, según sus siglas en inglés) revela que los esfuerzos realizados en el jardín pueden contribuir a quemar más de 300 calorías por hora. Se trata, sin dudas, de una excelente actividad física para gente de todas las edades.