Estanque para jardín

Estanque en jardín

Si queremos disfrutar de las plantas acuáticas, necesitaremos un estanque para jardín. La opción más sencilla es comprar el estanque e instalarlo, aunque muchas personas prefieren construir sus propios estanques.

En cualquiera de los dos casos, lo primero que tendremos que hacer es escoger el lugar apropiado. Lo mejor es elegir un espacio que reciba, al menos, cuatro horas de luz solar al día. Esto nos ayudará a mantener el agua y las plantas en buenas condiciones. Quedan descartados, pues, los lugares situados junto a algún árbol.

Una posibilidad es armar el estanque con lona. Necesitaremos crear una zona con unos sesenta centímetros de profundidad, asegurándonos de que las paredes se encuentren lisas y que no existen objetos capaces de romper la lona (como la raíz de un árbol cercano).

Con el espacio ya preparado, dispondremos la lona de forma estirada y dejaremos una pequeña parte por sobre la superficie, lo que nos permitirá fijarla. Después podremos, una vez que el estanque esté lleno, cubrir esta parte de la lona con césped. No hay que olvidar que, antes de proceder al llenado del estanque, debemos armar su base con arena, tierra y gravilla.

Plantas acuáticas en estanque

Si preferimos comprar el estanque hecho, sólo tendremos que acudir a algún negocio especializado en jardinería y comprar uno prefabricado. Estos estanques suelen construirse con plástico.

Con un estanque para jardín, lograremos ampliar la cantidad de especies de plantas que tenemos en nuestro espacio verde e incluso podemos pensar en sumar algunos peces que, por supuesto, deben poder habitar en estos espacios y convivir con las plantas acuáticas.

En Jardineria.net: Ahorrar agua en el jardín

Imagen 1 Flickr CC jpopesku1
Imagen 2 Flickr CC bjorn512