Delimitar el espacio con plantas

Las borduras son elementos fundamentales en el jardín, se trata de setos bajos que se utilizan para delimitar zonas específicas, es importante conocer acerca de estas plantas para poder utilizarlas de la manera correcta y poder hacer borduras para separar ambientes con las especies más adecuadas. Estos macizos de plantas generalmente son pensados para poner un límite al césped y crear efectos específicos en el jardín.

Las especies válidas para realizar esta tarea son el boj, la madreselva enana y plantas aromáticas como el romero, lavanda o santolina entre otras. La primera ofrece una gran longevidad, porte bajo y lento crecimiento, es ideal y resulta muy vistosa en zonas donde abunda la piedra y el ladrillo. Por su parte la madreselva enana y las aromáticas ayudan a crear un ambiente llamativo proporcionando decoración y estilo.

Una vez formada la bordura se deben realizar tareas de poda regulares. Si lo que queremos es mantener su composición intacta será necesario realizar cortes con frecuencia. Es importante no podarla menos de 3 ó 4 veces al año.

Algunas borduras poseen un modelado y una estética propia, si nuestra intención es modelarla a nuestro gusto se recomienda hacerlo desde el principio para que pueda ramificar cuanto antes y no esperar a que alcance su altura definitiva.