Datos sobre las gerberas

Características de las gerberas

Las gerberas forman un género de plantas que pertenecen a la familia de las asteráceas. Una treintena de especies se incluyen en este género que recibe su nombre en homenaje al naturalista alemán Traugott Gerber. A continuación te presentaremos algunos datos sobre las gerberas para que descubras por qué se encuentran entre las plantas ornamentales más admiradas del mundo.

Lo más llamativo de la gerbera son sus colores: es posible encontrar flores rosas, rojas, naranjas, amarillas o blancas. Incluso más asombroso es que una misma flor pueda presentar pétalos de distintos colores, lo que le convierte en una excelente alternativa para la decoración.

La belleza hace que la gerbera comparta con la rosa, el clavel, el tulipán y el crisantemo el privilegio de estar entre las flores más escogidas a la hora de crear arreglos florales y ornamentaciones.

Es importante destacar que los híbridos han permitido crear una gran cantidad de nuevas especies de gerbera y, así, contar con una mayor variedad de tonalidades de sus flores. Por eso encontrarás muchas opciones si te decides a cultivar gerberas en tu jardín.

Flor de la gerbera

Esta planta requiere de suelos ligeros, sueltos y profundos, con algo de acidez y buen drenaje. Es conveniente incluir materia orgánica fermentada a modo de abono y regar la planta entre dos y tres veces al día durante la época de crecimiento.

Cuando la gerbera ya esté bien agarrada a la tierra, la frecuencia del riego debe reducirse, aunque sin dejar de mantener el sustrato húmedo (pero nunca encharcado).

Otros datos sobre las gerberas que debes tener en cuenta son que esta planta prefiere los climas cálidos y que debe colocarse bajo el sol o en semisombra para crecer sin problemas.

En Jardineria.net: Plantas hipérico

Imagen 1 Flickr CC Andrea_44
Imagen 2 Flickr CC wallygrom