Cultivo de romero

Romero en maceta

El cultivo de romero es una buena idea para cualquier amante de las hierbas aromáticas. Esta especie del género Rosmarinus, cuyo nombre científico es Rosmarinus officinalis, tiene múltiples usos en la gastronomía.

Casi todos los jardines son terrenos aptos para cultivar romero. Este arbusto de hojas perennes prefiere crecer en suelos secos, áridos y algo arenosos, aunque se adapta a suelos pobres.

El romero crecerá más rápido y fuerte si recibe muchas horas de sol al día. El riego debe ser abundante, aunque poco frecuente. Es conveniente aguardar a que el sustrato esté seco antes de volver a regar.

Este arbusto leñoso puede llegar a medir hasta dos metros, aunque puede cultivarse en pequeñas macetas sin problemas. Sus hojas de forma linear exhiben un color verdoso durante todo el año, con tallos rojizos.

Hoja de romero

A partir de la segunda primavera, el romero comenzará a florecer. Sus flores con corola bilabiada de una sola pieza miden unos 5 milímetros y pueden exhibir un color azul pálido, blanco o rosa.

Los usos del romero en la cocina son bastante amplios. Sus hojas permiten aromatizar y condimentar diversas preparaciones, como platos de cordero o pollo, pescado asado, sopas o salsas. Si colocas algunas ramas de romero en aceite de oliva, obtendrás aceite de romero que te permitirá darle un toque diferente a tus preparaciones.

El cultivo de romero también te permitirá aprovechar sus flores en ensaladas. Como puedes apreciar, esta planta aromática no sólo se lucirá en tu jardín, sino que también podrá ayudarte en la cocina.

En Jardineria.net: Menta en el jardín

Imagen 1 Flickr CC blumenbiene
Imagen 2 Flickr CC IES-MGB