Cultivo de crisantemos

Cultivar crisantemos

Chrysanthemum es un género compuesto por una treintena de especies pertenecientes a la familia de las compuestas. El cultivo de crisantemos es muy popular ya que estas plantas que pueden alcanzar hasta un metro y medio de altura se destacan por sus grandes y bellas flores de color blanco, amarillo o rosa.

Con ciertas tecnologías y su manipulación en invernaderos, el crisantemo puede florecer durante todo el año. En su estado natural, en cambio, la floración se produce en el otoño o comienzos de invierno.

El crisantemo puede cultivarse en suelo o en maceta. En este último caso, es posible obtenerse a partir de esquejes enraizados que, si se pinzan, impulsarán el crecimiento de más tallos. Es importante destacar que cada tallo lateral dará flores.

Si quieres cultivar crisantemos en tu jardín, ten en cuenta que deberás mantener siempre el sustrato húmedo, pero no encharcado (ya que esto pudriría las raíces y fomentaría la aparición de hongos).

Flores de crisantemos

En cuanto al clima, los crisantemos pueden desarrollarse mejor entre los 16ºC y los 18ºC, aunque pueden soportar temperaturas de hasta unos 7ºC. Si la temperatura desciende aún más, las flores se vuelven amarillentas y perderán su esplendor.

Para la reproducción, lo mejor es optar por la siembra directa en el lugar de emplazamiento definitivo. La germinación se producirá, como mínimo, diez días más tarde.

Si quieres potenciar el cultivo de crisantemos y disfrutar de una floración más abundante, deberás pinzar los extremos de los brotes tiernos durante la primavera y cortar algunas flores tras la floración.

En Jardineria.net: Ceibo en el jardín

Imagen 1 Flickr CC maesejose
Imagen 2 Flickr CC pizzodisevo