Cómo cultivar perejil

Cultivo del perejil

Mucha gente se acerca a la jardinería a partir de la cocina. Después de todo, ¿quién no disfruta de un plato bien condimentado, plagado de aromas y sabores deliciosos? Si quieres tener más herramientas para mejorar tus preparaciones culinarias, deberías saber cómo cultivar perejil, por ejemplo.

El perejil forma parte de las hierbas aromáticas, aquellas plantas que se destacan por la fragancia que desprenden y porque pueden utilizarse en la comida o en la medicina, según el caso. El romero, la albahaca, el tomillo, el estragón y la menta son otras especies populares dentro de este grupo.

Para plantar perejil, no necesitas mucho espacio. De hecho, el perejil puede cultivarse en el jardín, pero también en un balcón, en una terraza o en una maceta situada en un ambiente interior. Los tallos de perejil, por lo general, no superan los 60 centímetros de altura.

El cultivo de esta planta aromática requiere de paciencia: la germinación puede demorarse cerca de un mes antes de presentar las primeras hojas. Mientras se desarrolla el proceso, es imprescindible que el suelo se mantenga húmedo. De todas formas, si estamos cultivando en macetas, no tenemos que excedernos con el riego.

Planta de perejil

El perejil requiere de buena exposición solar, pero no excesiva. Es decir: no es bueno que la planta esté bajo el sol directo durante muchas horas, especialmente durante el verano. Su resistencia al frío, por otra parte, es aceptable.

Ahora que ya conoces cómo cultivar perejil, no dudes en intentarlo en tu hogar. Podrás usar sus hojas crudas o cocidas en guisos, salsas y otras preparaciones gastronómicas.

En Jardineria.net: Características del estragón

Imagen 1 Flickr CC juandoso
Imagen 2 Flickr CC fbueno.net