Ceibo en el jardín

Flores de ceibo

Si quieres contar con un ceibo en el jardín, no dejes de leer este artículo. Hoy te presentaremos las características básicas de este árbol originario de Sudamérica y conocido también como árbol del coral y pico de gallo. Cabe destacar que el ceibo es la flor nacional de Argentina y Uruguay.

La mayoría de los ceibos miden entre 5 y 8 metros y exhiben un tallo leñoso con ramas espinadas. Sus bellas flores de color rojo carmesí le convierten en una especie muy popular como planta ornamental.

El ceibo se planta de manea aislada y debe recibir una buena cantidad de sol. Tendremos que llevar a cabo un riego regular, aunque no excesivo. Es importante que, en el verano, el suelo conserve siempre algo de humedad. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que el ceibo no resiste bien el frío y puede llegar a helarse en el invierno.

La mejor forma de multiplicar el ceibo es por siembra directa, sin tratamiento. Las plantas que se producen por esquejes suelen ser menos fuertes que aquellas obtenidas por semillas.

Árbol del ceibo

Si quieres cultivar el ceibo en bonsái, deberás apelar a tensores o pinzas para modelarlo. Este bonsái debe estar a pleno sol o en media sombra y, como ya dijimos, es imprescindible protegerle de las heladas.

Un ceibo en el jardín te ofrecerá una imagen maravillosa que aportará un agradable tono rojo a tu espacio exterior. Con su abundante floración, se trata de uno de los pequeños árboles más atractivos para la decoración.

En Jardineria.net: Cultivar petunias

Imagen 1 Flickr CC tree-species
Imagen 2 Flickr CC loco085