Árboles frutales

Árboles con frutas

Los árboles frutales son aquellos que producen frutas. El concepto suele utilizarse para nombrar tanto a las especies que dan frutas que sirven de alimento para el ser humano como a los árboles que producen frutos secos o arilos (falsos frutos).

En un sentido estricto, todos los óvulos maduros de la flor que contienen semillas son frutas. Por eso, la totalidad de las plantas que tienen flores producen algún tipo de fruto. La noción de árbol frutal, de todas formas, se asocia a los productores de alimentos para las personas.

Quienes tienen un jardín de dimensiones importantes pueden plantar árboles frutales y disfrutar de frutas frescas o dulces caseros. Es importante extremar los cuidados durante los primeros años después de la plantación, ya que allí pueden surgir distintas enfermedades.

En esa primera etapa de la vida del árbol frutal, las raíces y las ramas no tienen el suficiente desarrollo para soportar las frutas. Por eso debemos brindarle un apoyo externo, con listones de madera o atando las ramas a algo con mayor altura. De esta manera, el árbol crecerá más fuerte y sin problemas.

Manzanas verdes

Como cualquier tipo de árbol, los árboles frutales requieren de agua para su subsistencia, pero siempre en justa medida. El riego excesivo puede modificar el sabor de la fruta o hasta causar la muerte del ejemplar.

En caso que nuestro árbol presente ramas dañadas o enfermas, hay que considerar la opción de cortarlas y removerlas. El árbol invierte nutrientes en cada rama, lo que puede carecer de sentido si la rama está muy maltratada y no tiene salvación.

Cuando los árboles frutales empiezan a dar frutos, es esencial recolectarlos en su totalidad, incluso los que no tengan buen aspecto. Si una fruta se pudre en la rama o cerca del árbol, atraerá insectos y puede provocar enfermedades a la planta.

Los ciruelos, los manzanos, los perales y los frambuesos son algunos de los árboles frutales que pueden plantarse en un jardín, aunque el éxito de la iniciativa dependerá de las condiciones climáticas.

Imagen 1 Flickr CC Chaquetadepollo
Imagen 2 Flickr CC tunguska